Facebook
Hazte fan en Facebook
Hazte fan nuestro en Facebook

Haz clic aquí

Recomiéndanos
Listo para su envío en menos de 24 horasUn mes gratis

Quemador de incienso Smaug de El Hobbit

No escupe fuego, pero sí humo, así que ¡¡cuidado!!

  • Quemador de incienso de alta calidad que representa a Smaug sobre un montón de oro
  • Cuando enciendes un cono de incienso, empieza a salir humo de su boca
  • Soporte seguro gracias a su peana decorativa con patas
  • Producto con licencia oficial

Quemador de incienso Smaug de El Hobbit

No escupe fuego, pero sí humo, así que ¡¡cuidado!!

Artículo n.º 18964

La combinación no es posible
Deine Auswahl ist leider nicht verfügbar. Wir haben daher Deine Auswahl angepasst.
¿Cuándo llegará?
129,95 € *
  • disponible

* IVA incluido Gastos de envío

Descripción: Quemador de incienso Smaug de El Hobbit

  • Quemador de incienso de alta calidad que representa a Smaug sobre un montón de oro
  • Cuando enciendes un cono de incienso, empieza a salir humo de su boca
  • Soporte seguro gracias a su peana decorativa con patas
  • Producto con licencia oficial

Gigantesco, malicioso, peligroso… Para algunos críticos de cine, Smaug, el dragón de El Hobbit y de la película de idéntico nombre de Peter Jackson es el mejor dragón de todos los tiempos. E incluso aquellos que no están del todo de acuerdo han debido admitir que esta bestia roja alada ha logrado causar una gran impresión visual en la peli, intensificada por la voz de Benedict Cumberbatch. Y todo esto así, de primeras, esto es, sin necesidad de tener que apoyarnos en el aterrador poder destructivo del monstruo alado, que con eso ya sí que se sale de todos los gráficos…

Aunque, afortunadamente para ti, este Smaug en miniatura no va a escupirte fuego, sino tan solo… ¡humo! Pues sí, porque este dragoncito que ves en las fotografías es un quemador de incienso en forma de detallado diorama de Smaug pintado a mano. En él se recrea una típica escena de Smaug sobre su montón de oro; además, el dragón está apoyado en una peana cuyos detalles decorativos están inspirados en la Puerta de Erebor. Guapo, ¿verdad? Pues lo único que te quedaría por hacer, si es que te decides a comprar el dragón, es colocarle un cono de incienso dentro (no incluido) y, ahora sí, ya tendrías listo a tu Smaug ¡echando humo por la boca y aromatizando tu salón o dormitorio!

Detalles técnicos
  • Dimensiones: 14 x 23 x 19 cm
  • Peso: 1,28 kg
  • Material: metal y resina